sábado, febrero 04, 2023

la Fundación Coca-Cola beneficia a más de 5.750 colombianos con agua potable

  • La Fundación Coca-Cola lideró la construcción de 3 plantas de potabilización y 1 acueducto veredal para contribuir a que comunidades en zonas de riesgo hídrico en el país tengan acceso a agua potable.
  •  El agua potable es un servicio del que aún no gozan cerca de 3,8 millones de personas en Colombia, quienes ponen en riesgo su bienestar al consumir este recurso de fuentes no seguras.
  •  La iniciativa se enmarca en la estrategia global de Seguridad Hídrica de Coca-Cola, que contempla dentro sus pilares de acción el acceso al agua potable para fortalecer la resiliencia de las comunidades.

La Fundación Coca-Cola y la Compañía Coca-Cola, de la mano de las fundaciones Aliarse para el Desarrollo y Solidaridad por Colombia, hicieron la entrega de tres plantas de potabilización de agua y un acueducto veredal en los departamentos de La Guajira, Putumayo y Nariño. Tras un proceso de rehabilitación, diseño, adaptación y construcción, estas infraestructuras acercarán este recurso de forma constante y segura a poblaciones que habitan zonas críticas del país en términos de seguridad hídrica.

Las infraestructuras, que entraron en pleno funcionamiento desde inicios del mes de septiembre, beneficiarán a más 5.750 personas que integran comunidades vulnerables en los municipios de Manaure y Uribia en La Guajira; Mocoa en Putumayo; y Consacá en Nariño. La iniciativa, además de brindar sistemas de potabilización y acometida eficientes, pretende empoderar a las comunidades, por lo que la administración de las plantas y el acueducto veredal quedará en manos de los mismos habitantes una vez finalizado un proceso de capacitación técnica que les permitirá conformar Comités de Agua, encargados de gestionar el mantenimiento y asegurar el permanente acceso al agua potable.

“El agua es esencial para las personas, la naturaleza y nuestro negocio, por ello el manejo de este recurso es un tema central en la estrategia de sostenibilidad de la Compañía, y lo impulsamos a través de acciones que promueven la seguridad hídrica en tres ejes: comunidades resilientes, uso regenerativo del agua y cuencas hidrográficas saludables. Estas infraestructuras que hemos entregado se enmarcan en el primer eje y tienen como objetivo elevar el bienestar de personas que habitan 4 zonas con bajo nivel de acceso al agua potable” afirmó Carlos Martín, presidente de operaciones de Coca-Cola Colombia.

Cada una de las infraestructuras fue diseñada o rehabilitada de acuerdo con las particularidades de los territorios y las necesidades de las comunidades. Así, la planta de potabilización en Uribia se construyó con la autorización de Corpoguajira sobre un pozo ya existente, en el cual se realizaron actividades de rehabilitación para aprovechar su tiempo de vida útil de hasta 30 años en favor de la comunidad con la instalación de equipos como el molino de viento, la torre de aireación, el tanque de almacenamiento y el sistema de cloración.

En Manaure el proyecto avanzó con la construcción de una caseta modular de potabilización de agua subterránea utilizando láminas con un perfil galvanizado en caliente, que ayudará a capturar los altos niveles de luz solar del lugar para suministrar un total de 26.8w/h diarios. De esta manera, y con el adecuado mantenimiento, se espera que esta planta pueda brindar agua potable de forma sostenida a cerca de 750 personas pertenecientes a la comunidad Wayúu Uletsumana.

“La Guajira tiene una cobertura de acueducto inferior al 50 %, siendo uno de los departamentos más rezagados en seguridad hídrica del país, por lo que la habilitación de estas infraestructuras no solo brinda a las personas el acceso a una fuente de agua segura, sino que ayuda a reducir hasta en 60% los tiempos de desplazamiento que actualmente deben realizar miembros de comunidades como El Manantial o Ishoshikat para obtener agua” comentó Jiménez.

En Mocoa el proyecto beneficia a personas que aún hoy se ven afectadas a raíz de la crisis ocasionada por eventos naturales en 2017, logrando la entrega de un estimado de 300 botellones de agua diarios para cerca de 1.800 personas a través de una planta potabilizadora y purificadora de agua lluvia basada en energía solar fotovoltaica. Por su parte, por medio de la instalación de 7 Km de tuberías con acometida a los hogares, los más de 1.900 habitantes de la comunidad veredal de San Rafael, en el municipio de Consacá, están gozando por primera vez de puntos de agua potable en sus casas y, además, ahora tienen a su disposición un tanque de almacenamiento y cajas de presión de agua para asegurar el permanente acceso a este recurso.

Finalmente, vale mencionar que esta iniciativa se enmarca en la Estrategia de Seguridad Hídrica para 2030 de la Compañía, que pretende aumentar la calidad del recurso en los territorios en donde opera con proyectos que impactan positivamente en la calidad de vida de las personas. A través de estos esfuerzos, la organización contribuye al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible #6 “Agua Limpia y Saneamiento” que busca, entre otros, lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todas las personas en el año 2030.

Informó: Rafael Guerra R.

Emisora: www.costerisimastereo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×